Quedan 23 días.

Me da igual la hora en que pises la calle, qué me importa a mi el recorrido. Camino largo a la ida interminable a la vuelta.
Me da igual que te abandonan quienes usan tu nombre bajo un antifaz del color de tu túnica.
Me da igual que tu Madre te pariera gitano en un arrabal marinero.
Qué me importan a mi que te agasajen duques y corruptelas .
Me da igual que tus fieles ese día suenen a bulla de feria.
Qué me importa a mi, moreno gitano que caminas sin pausarte con zancada milagrosa, qué me importa a mi, insisto, que la curia se apoltrone para ganar las prebendas que con tu sangre y la muerte nos diste una noche como esta.
Qué me importa a mi nada de esto sabiendo que camino del Calvario tendrás la cabeza baja porque todo te avergüenza y si alguna vez en casa te quedaras sólo, ausentes hombre y prendas, no pudieras Tú salir a dar la bendita vuelta, cuenta con este payo para al hombro de sencilla parihuela llevarte por estas calles, y si es necesario, a cuestas.


3 comentarios:

Zapateiro dijo...

¿Qué te digo yo Antonio? ¡Bendito eres!

Y encima en viernes.

La cara oculta de la Luna dijo...

Para quitarse el sombrero. Ole.

costalero gruñón dijo...

"Y si fuera preciso, a cuestas"...

Un abrazo desde Granada