Quedan 4 días. Puentes

Ni se ven ni vienen en el GPS. Las búsquedas en el Google Maps resultan infructuosas. Dos ciudades, una misma pasión. Dos lenguas, un mismo idioma. Su Expolio, nuestro Jesús Despojado. La cuaresma les lleva a una organización bajo mínimo en recursos, por encima de cualquier previsión en cuanto a entrega y valentía. El Lunes Santo, recorrido del Crist dels Boters, el Viernes Santo, en la procesión general. Innovando y recuperando costumbres isleñas. Amor Divino. La Imagen recorre de nuevo su casa. Preparado todo ante el altar. Sin duda, hay puentes que no se ven pero se sienten. Sin duda, Silencio blanco junto a la Catedral de Palma.


Este texto está inspirado en varias conversaciones a distancia y en persona con Gaspar, cofrade mallorquín, que me han permitido conocer mejor la semana santa de su ciudad, desconocida para mi hasta hace unos años.
Gracias Gaspar.