Quedan 21 días

Aquel día el viento soplaba con una intensidad fuera de lo normal. Las gentes entraban y salían de los templos. Había un fluir de piernas y brazos caminando por las aceras que hasta el ya curtido Ciriaco de la Torre se quedó sin palabras, bueno, eso no es del todo cierto, aún reservó algunas para dejarnos sin argumentos: 'las devociones son el polen de las hermandades'.

No hay comentarios: