Peyré

Si eres francés igual te hace ilusión pronunciar el apellido con su tilde aguda en la e, excepción curiosa de la lengua vecina. Como lo fue aquel Joseph que puso negro sobre blanco lo que hoy mismo ocurrirá porque ya ocurría, qué poco queda por inventar aunque tengamos inventores cada cuarto de hora, y sin duda, con más frecuencia que hoy que hay muchas facilidades para no tener que trasladar pasos completos con  imágenes envueltas en sábanas por las calles de la ciudad. Puedes leer a la derecha las palabras que desde siempre presiden estas páginas y que dieron lugar a su creación. Los fantasmas que nos llevan a la locura, a esa extraña enfermedad. Y siempre fue motivo de fiesta, algarabia y no se si con botellines en la plaza pero imagino que no faltaría el vino que enrojece las blancuras del invierno, claro. Nunca nos ha faltado nada. Así que ya sabéis, buscad a los fantasmas y despedíos de ellos tan pronto como los veais. Me refiero a los que hoy mudarán por San Juan de la Palma, los otros no se irán ni con agua caliente*.


* Enlace a una entrada de La Cuarentena Sevillana, año 2009.